Esta sitio web comunica a los usuarios, a través de este aviso, que puede utilizar cookies para que podamos mejorar su experiencia de usuario. Durante el uso de nuestro sitio web usted acepta y autoriza expresamente el uso de cookies, de acuerdo con nuestra Política de Privacidad.

aceptar

Promociones especiales

Opiniones

Opiniones con weeComments

Relojes Adhesivos ¿son realmente de utilidad?

Publicado el 22/09/2016

Relojes Adhesivos ¿son realmente de utilidad?

A estas alturas, todos hemos visto en casa de un amigo, en un restaurante o cafetería o incluso en la sala de espera de nuestro médico, esos fabulosos relojes adhesivos que pueden colocarse a su gusto.

Pero… ¿Realmente son tan fabulosos? Vamos a ver cómo funcionan, tipos de relojes y lo más importante.. y cuando se agota la pila.. ¿Qué pasa?

Existen muchos tipos y marcas de relojes adhesivos, como pasa con todo lo que se pone de moda, aparecen multitud de productos similares y multitud de precios, pero para poder decidirnos por uno de estos relojes, es imprescindible tener en consideración una serie de factores.

Primero el diseño,  sí señores, porque no todo es precio. Hay relojes que los pones en la pared de tu casa, y cuando llegas del trabajo, cansado , sin ánimo, cabizbajo,  abres la puerta de tu comedor y lo encuentras allí, mirándote fijamente, diciéndote que ya es la hora de descansar, imponente, bien colocado, dando las horas en punto con un perfecto ángulo de 90 grados. Y en ese momento piensas: “Pues la verdad es que soy bueno montando el reloj”. Quizás sí, pero estoy seguro que no fue solo la destreza del individuo que una tarde de domingo inspirado montó correctamente el reloj, sino que compró un reloj de calidad, y en definitiva, eso se nota.

Para empezar, tendríamos de decidir qué color de reloj queremos. Hay negros, plateados, blancos y para los más atrevidos, naranjas, verdes, lilas, de colorines..etc.

Es una de las decisiones importantes  y que para ello deberíamos pensar no solo en el color de fondo de nuestra pared, sino del estilo de mobiliario.

Una vez escogido el color de nuestro futuro reloj adhesivo, debemos pensar cómo de grande lo queremos. Y aquí señores, el tamaño sí que importa. No sólo importa, sino que debemos tenerlo en cuenta  a la hora de decidirnos por uno u otro modelo.

Aunque creamos que al tener los números sueltos podemos tener libertad de colocarlos como queramos, debemos tener en cuenta la medida de las agujas. No tiene ningún sentido coger unas agujas que miden 20 cm y poner los números a  50 cm del centro. ¿Qué ocurrirá? Pues que necesitarás un rato para trazar una línea imaginaria con tu mente que te guíe desde el final de la aguja hasta el número que está marcando y así determinar qué hora es.  Resultará muy poco glamuroso y además, da pereza.

Así que si nuestra idea es cubrir aquella gran pared del fondo con un reloj, tendremos que comparar uno que tenga las agujas un poco largas.

Otra cosa a tener en cuenta es la superficie donde lo queremos poner. Existen en el mercado relojes adhesivos por 10 € pero debemos ser conscientes que su adherencia es limitada. Estarían bien para colocar en cocinas con baldosa fina, o sobre un espejo, etc, pero no sobre una pared pintada o estucada ya que cabe la posibilidad de que los números acaben cayendo. Y hayamos perdido nuestra inversión.

¿Qué pasa cuando se acaba la pila? Que debemos cambiarla. Es una obviedad, pero a veces no lo tenemos en cuenta a la hora de comprar el reloj y nos empeñamos en que lo queremos totalmente adhesivo! Sí, sí, las agujas también las quiero adhesivas!! A ver… pensemos.. si ponemos las agujas adhesivas, cuando queramos cambiar la pila habrá que despegarlas, y todos sabemos qué ocurre cuando queremos volver a pegar algo después de despegarlo: no suele pegar igual.

Entonces viene cuando aparece McGyver y hace inventos de dudoso acierto. Si realmente necesitamos que el reloj sea totalmente adhesivo porque existe la imposibilidad de hacer un agujero para colgar las agujas, podemos buscar alternativas. Existen en las ferreterías ganchos adhesivos hiper-adherentes que aguantan cierto peso. De esa manera podremos colgar y descolgar nuestro reloj cuando lo necesitemos.

Aún así, lo que recomiendo es en la medida de lo posible, un agujero , un taco, y un tornillo. Así seguro que no se nos caerá.

La pregunta del millón: ¿Y cuando quiera pintar de nuevo? Pues sí, esto sí que es un problema, ya que el reloj estará bien pegado a nuestra pared. En ese caso tenemos dos opciones. Tapar correctamente  con paciencia cada pieza y cada número para poder pintar, o bien, despegarlo, rezar para que también escogieras una buena pintura de pared en su momento, y que al qutar los números no te la hayas llevado contigo. Si ha sido así, sólo te queda volver a pintar y llamar a McGyver para que vuelva a ponerle cinta de doble cara a los números y así reutilizarlos!

Ahora es tu decisión, qué reloj necesitas.

Aquí os dejo varios ejemplos de los de agujas largas y máxima adherencia!

COMENTARIOS

No hay comentarios de clientes por ahora.

Añadir un comentario

Opiniones

Opiniones con weeComments

Información